A la hora de hacernos un tatuaje es habitual que busquemos tatuarnos siempre algo que tenga algún tipo de significado para nosotros. Como estudio de tatuajes de Guadalajara siempre aconsejamos que pensemos una idea con la que nos sintamos identificados, que guarde un sentido especial para nosotros.

En este sentido, las flores son uno de los diseños más demandados en nuestro estudio de tatuajes de Guadalajara, especialmente por el público femenino. A la belleza estética que ya tienen las flores en sí, podemos añadirle también el simbolismo que se esconde detrás de ellas. Además, son muchas entre las que podemos elegir, cada una con su propio significado.

Las rosas son unas de las flores más tatuadas. Desde los principios de la historia del tatuaje, esta flor ha sido una de las preferidas de todo el mundo. La razón de ello se encuentra, en buena parte, en lo que representa, pues la rosa roja es ante todo símbolo del amor y la pasión. Aunque, si nos decantamos por otras tonalidades, puede cambiar el mensaje que transmite.

La flor de loto es también una de las más demandadas. Esta está ligada con las filosofías orientales y representa la paz de espíritu y la pureza. Es habitual verla tanto de manera independiente como incorporada a tatuajes de mandalas más amplios.

Otra flor que ha cobrado mucha popularidad en los últimos años es la flor del cerezo. Esta es uno de los símbolos de la mujer más populares en Japón, pero, además, es también una metáfora de la vida como un instante, en el que nacemos para después morir.

Son estas solo algunas de las flores más demandadas y con mayor significado, pero el catálogo floral es de lo más amplio. Además, en Studio Ocho las recomendamos para cualquier rincón de nuestro cuerpo. Espalda, hombros, tobillos, pelvis... cualquier lugar puede ser perfecto para una flor.